Envíos a todo el país con normalidad.

Del amado equipo Kyo Maclear y Julie Morstad (creadoras de Julia Child y Bloom: A Story of Fashion Designer Elsa Schiaparelli) llega una biografía que retrata los momentos más conmovedores en la vida de Gyo Fujikawa, una innovadora heroína japonesa-estadounidense en la lucha por la diversidad racial en los libros ilustrados.

Al crecer en California, Gyo Fujikawa siempre supo que quería ser artista. Fue criada entre mujeres fuertes, incluidas su madre y maestras, que la alentaron a luchar por lo que ella creía. Durante la Segunda Guerra Mundial, la familia de Gyo se vio obligada a abandonar todo y fue llevada a un campo aen Arkansas. Lejos de casa, Gyo trabajó como ilustradora en Nueva York mientras su familia estaba encarcelada. Al ver la diversidad a su alrededor y sentir dolores de su propia infancia, Gyo se decidió a mostrar todo tipo de niños en las páginas de sus libros. Tenía que haber un mundo donde se vieran representados. El libro de Gyo, Babies, fue inicialmente rechazado por su editor, pero después de que ella insistiera, finalmente cedieron, y Babies vendió casi dos millones de copias. Los libros de Gyo allanaron el camino para que los editores, maestros y lectores vean lo que podemos lograr cuando recibimos a otros en nuestro mundo.

It Began with a Page: How Gyo Fujikawa Drew the Way

$1.368,14
It Began with a Page: How Gyo Fujikawa Drew the Way $1.368,14

Del amado equipo Kyo Maclear y Julie Morstad (creadoras de Julia Child y Bloom: A Story of Fashion Designer Elsa Schiaparelli) llega una biografía que retrata los momentos más conmovedores en la vida de Gyo Fujikawa, una innovadora heroína japonesa-estadounidense en la lucha por la diversidad racial en los libros ilustrados.

Al crecer en California, Gyo Fujikawa siempre supo que quería ser artista. Fue criada entre mujeres fuertes, incluidas su madre y maestras, que la alentaron a luchar por lo que ella creía. Durante la Segunda Guerra Mundial, la familia de Gyo se vio obligada a abandonar todo y fue llevada a un campo aen Arkansas. Lejos de casa, Gyo trabajó como ilustradora en Nueva York mientras su familia estaba encarcelada. Al ver la diversidad a su alrededor y sentir dolores de su propia infancia, Gyo se decidió a mostrar todo tipo de niños en las páginas de sus libros. Tenía que haber un mundo donde se vieran representados. El libro de Gyo, Babies, fue inicialmente rechazado por su editor, pero después de que ella insistiera, finalmente cedieron, y Babies vendió casi dos millones de copias. Los libros de Gyo allanaron el camino para que los editores, maestros y lectores vean lo que podemos lograr cuando recibimos a otros en nuestro mundo.